10 cosas que no sabías (o sí) de Virginia Woolf.

Probablemente hay cosas que no sabías de Virginia Woolf y es importante conocer para entender su obra todavía mejor.

De Virginia Woolf se ha escrito y hablado mucho porque es una de las grandes de la literatura y símbolo de muchas cosas empezando por la libertad e independencia de las mujeres e incluyendo en la lista su enfermedad mental pero, tal vez, haya de ella cosas que no sabías.

En lo personal, Virgina Woolf resultó ser un personaje complejo e interesante, vivió en un tiempo en el que, como mujer, no tenía derecho más que a casarse bien y ser madre, se rebeló contra todo ello y, si bien se casó, nunca fue madre, tuvo amantes, escribió cuanto quiso y dirigió, con su marido, una editorial en la que publicó casi todas sus obras además de las de otros autores. Escribió ensayos, además de novelas, y dio charlas en lugares tan emblemáticos como los College femeninos de la Universidad de Cambridge, allí, en un ambiente genuinamente femenino y de alto nivel cultural, se sentía cómoda y no dudaba en exponer las luchas que las mujeres tenían todavía por delante.

En lo literario esta magnífica escritora no fue menos revolucionaria, es uno de los principales exponentes del Modernismo, un movimiento literario que transformó de modo muy profundo la prosa, a quienes no les gusta leer novelas suelen hacer una excepción con Virginia Woolf o con James Joyce porque en sus novelas no hay aventuras ni tramas, apenas acción, el hilo conductor de las novelas modernistas es el caos del pensamiento humano.

Entre tanto como se ha hablado, y dado por sabido, de esta escritora, cabe que se te hayan escapado algunas cosas, por eso repasamos las más importantes o curiosas, las más interesantes, las que debes saber cuando te adentras en una obra escrita por Virginia Woolf, las diez cosas que no sabías (o sí) de es magnífica escritora.

  • 1 10

    Virginia Woolf no tiene un lado oscuro sino luminoso

    Su depresión y su suicidio final, además de las imágenes con expresión melancólica que se conservan, hacen que tengamos una imagen de ella mucho más tétrica de lo que fue en realidad.

    De Virginia Woolf no permanece oculto un lado oscuro sino al contrario, el lado luminoso y real, el de la mujer de ideas claras, perseverante y perfeccionista, apasionada por las letras -por las que escribía no sólo ella sino muchos otros- y defensora a ultranza de los derechos de la mujer a ser ella misma por encima de las rígidas convenciones sociales de su tiempo.

  • 2 10

    ¿Conoces su nombre de nacimiento?

    No, Virginia Woolf no nació como Virginia Woolf sino como Adeline Virginia Stephen, Woolf es su apellido de casada, un matrimonio liberal el suyo que le permitía ciertas licencias (licencias como tener amantes de su mismo sexo).

  • 3 10

    No fue al colegio

    Aunque hoy pueda parecer inimaginable, en su época no era en absoluto extraño que una niña no fuera al colegio, eso sí, nuestra escritora tuvo suerte porque tenía un padre culto y con biblioteca y una madre que pensaba que la educación era fundamental también para las niñas, lo que le propició una buena formación recibida en casa.

  • 4 10

    Visitas excepcionales

    Su casa, que era la de su padre, todo un Sir del imperio británico, era un constante ir y venir de gentes… Unos de los visitantes habituales eran Henry James y Thomas Hardy.

  • 5 10

    De niña pasaba los veranos junto al mar

    Cornualles era el destino habitual de las vacaciones familiares, las pasaban en una casita junto a la playa que todavía existe hoy en día (aunque reformada) y desde la que Virginia disfrutaría de unas vistas al faro que inspirarían su obra. Siempre recordaría con cariño y nostalgia sus días en Cornualles.

  • 6 10

    Sufrió abusos sexuales por parte de sus hermanastros

    Su familia era el fruto de la unión de dos familias porque tanto su padre como su madre habían estado casados antes y ambos aportaban a la familia hijos de su matrimonio anterior además de los que tuvieron juntos. Virginia era de las más pequeñas y, si bien no hay muchos datos al respecto, se sabe con bastante certeza que tanto ella como su hermana sufrieron abusos sexuales por parte de sus hermanastros mayores.

  • 7 10

    Nuevas visitas excepcionales

    Muertos sus padres, Virginia y su hermana Vanessa venden la casa familiar y se van a vivir al barrio de Bloomsbury con sus hermanos (que no con sus hermanastros, claro…). Allí continúan con lo que es ya una costumbre y una tradición familiar para ellos, las visitas de gentes notables de la época: Keynes y Bertrand Russell, por ejemplo.

  • 8 10

    Círculo de Bloomsbury

    Viriginia Woolf es al Círculo de Bloomsbury lo que el Círculo de Bloomsbury es a Virginia Woolf, todo. Tanto es así que ese grupo formal de gentes sabias de su época se fundó en su casa, en sus tardes de té con amigos y visitas excepcionales.

  • 9 10

    Su nombre apareció en la lista negra de Hitler

    Ella y su marido aparecían como objetivos del dictador alemán, en el caso de él por ser judío y en el de ella por haber mostrado simpatías en sus obras hacia los judíos.

  • 10 10

    Padecía un trastorno bipolar y era bisexual

    Nunca fue diagnosticada pero todo lo que se sabe acerca de sus problemas emocionales, de sus altibajos, sus depresiones y de su intento de suicidio previo al suicidio final, conducen a este diagnóstico: Virginia Woolf padecía un trastorno bipolar. Sabemos que los cambios de humor eran una constante en ella y que afectaban a su vida social pero no a su capacidad productiva como escritora.

    Acerca de su bisexualidad hay pocas dudas, están documentados algunos de sus romances, especialmente el que mantuvo con Victoria Mary Sackville-West, también escritora y además diseñadora de jardines.

Etiquetas: ,