Palabra de Mary Shelley.

Lo dijo Mary Shelley, palabra… es más, lo dejó escrito para que puediéramos oirlo (leerlo) incluso 222 años después de su llegada al mundo.

La vida de Mary Shelley podría pasar, sin levantar sospecha de realidad alguna, por una novela; pasaría sin duda por ser una historia ideada por una mente creativa (y ligeramente retorcida) pero no fue tal cosa, fue real como la propia Mary desde que aprendió a leer su nombre en la lápida de su madre y hasta que se juró amor eterno, frente a esa misma lápida, con un discípulo de su padre; y siguió siendo real en cada aborto, en cada infidelidad, en cada muerte, en cada ausencia, en cada letra… hasta el día en el que Mary dio su último suspiro y fue enterrada con la pequeña caja que la había acompañado media vida, la que contenía el corazón de su siempre amado Percy Shelley.

Lo cierto es que basta conocer un poco la vida y el tiempo de esta escritora para entender las locuras que salían de su pluma, locuras como un mostruo rehecho pezados pero no sólo esas, locuras también como el constante y continuo fantasear con el fin de la vida, algo que por otra parte era muy propio de su tiempo y su corriente litetaria, ella era uno de los románticos como lo era también su marido y su buen amigo Byron.

El caso es que Mary escribió con esa locura que le era tan propia y con la pasión de quien ama y de quien soporta dolores íntimos de los que te rasgan por dentro sin que apenas se note por fuera. Nació a la sombra de su madre y creció en la sombra de su padre, se independizó en la sombra de Percy Shelley, de Lord Byron… y llega a nuestros días como quien realmente fue, como Mary Shelley la mujer en cuya sombra se cobijan hoy Percy Shelley, Mary Wollstonecraft, William Godwin… Porque hoy, aquí y ahora, la escuchamos a ella con voz nítida en versión origial y traducida en estas 7 frases que salieron un día de su pluma y de sus labios.

Linkedin
  • 2 7

    Nothing is so painful to the human mind as a great and sudden change.

    Nada es tan doloroso para la mente humana como un cambio repentino.

  • 3 7

    Nothing contributes so much to tranquilize the mind as a steady purpose

    Nada contribuye tanto a la tranquilidad mentan como un firme propósito.

  • 4 7

    Solitude was my only consolation - deep, dark, deathlike solitude.

    La soledad era mi único consuelo - profunda, oscura, como la muerte.

  • 5 7

    Life, although it may only be an accumulation of anguish, is dear to me, and I will defend it.

    La vida, aunque puede que sea sólo una acumulación de angustia, me es querida y la defenderé.

  • 6 7

    Learn from my miseries, and do not seek to increase your own.

    Aprende de mis desgracias y no busques incrementar las tuyas.

  • 7 7

    Live, and be happy, and make others so.

    Vive y sé feliz y haz felices a otros también.

  • Etiquetas: ,